Conecta con nosotros

Energía Solar

Repsol incursiona en el mercado de energías renovables de Estados Unidos

Publicado

en

Repsol
Sede de REPSOL en Madrid, España.

La compañía española avanza en sus objetivos de diversificación geográfica.

Repsol ha firmado un acuerdo para la adquisición del 40% de Hecate Energy, compañía estadounidense especializada en el desarrollo de proyectos fotovoltaicos y de baterías para el almacenamiento de energía.

Gracias a esta operación, la compañía española avanza en sus objetivos de diversificación geográfica de su negocio de renovables, complementando sus capacidades, mejorando su portafolio y creando una sólida plataforma con grandes posibilidades de crecimiento.

La entrada en el accionariado de Hecate Energy supone para Repsol su primera incursión en el mercado de renovables de Estados Unidos, uno de los más grandes, con mayor atractivo y con un crecimiento más rápido del mundo en este sector. Una vez cumplidas las condiciones para hacer efectiva esta compra, Repsol se convertirá en desarrollador y futuro operador de proyectos renovables en el país, que cuenta con un entorno favorable para este negocio.

Hecate Energy, con sede en Chicago, posee una amplia cartera de proyectos, que suman más de 40 gigavatios (GW).

De ellos, 16,8 GW corresponden a proyectos fotovoltaicos y de almacenamiento asociado a estos activos, que se encuentran en fase avanzada de desarrollo y 4,3 GW, pertenecen a una plataforma de baterías para el almacenamiento de energía, denominada Hecate Grid.

El acuerdo permitirá a Repsol convertirse en un actor relevante del sector fotovoltaico y de baterías estadounidense a través de su participación en el negocio de desarrollo de proyectos renovables de Hecate Energy. Por otro lado, la compañía tendrá la posibilidad de comprar la totalidad del accionariado de Hecate Energy una vez pasados tres años desde el cierre de esta transacción.

La gran mayoría de los activos de Hecate Energy están situados en los mercados eléctricos de ERCOT, WECC y PJM, de gran crecimiento en la próxima década por los objetivos de reducción de emisiones de los estados que los integran. Su portafolio de proyectos fotovoltaicos en desarrollo es uno de los más grandes del país y tiene una amplia diversificación geográfica.

Su equipo directivo cuenta con una amplia experiencia y un demostrado éxito en la ejecución de iniciativas en Estados Unidos, lo que complementará las capacidades de Repsol. Fundada en 2012, la empresa ha logrado vender hasta el momento 2,6 GW de proyectos renovables.

La operación supone un notable avance para alcanzar los objetivos de capacidad de generación de bajas emisiones e internacionalización del negocio de generación de bajas emisiones que establece el Plan Estratégico 2021-2025 de Repsol. El Plan establece la meta de alcanzar una capacidad de generación de 7,5 GW en el año 2025 y de 15 GW en 2030 y convertirse en un actor competitivo en renovables con presencia internacional.

Estados Unidos es el segundo país en el que Repsol inicia su actividad en renovables, tras la firma en julio de un acuerdo con el Grupo Ibereólica Renovables, que le da acceso a una cartera de proyectos en Chile que dicha compañía tiene en operación, construcción o desarrollo, de más de 1.600 MW hasta el año 2025 y la posibilidad de superar, gracias a esta alianza, los 2.600 MW en 2030. Además, Repsol también participa en el parque eólico flotante Wind Float Atlantic, en la costa norte de Portugal, con una capacidad total instalada de 25 MW.

Para la Directora General de Cliente y Generación Baja en Carbono de Repsol, Maria Victoria Zingoni“Con esta adquisición entramos en el mercado renovable de Estados Unidos con el mejor socio posible y avanzamos en nuestro objetivo estratégico de ser un operador global de bajas emisiones. Seguimos demostrando nuestra apuesta por la multienergía y dando pasos en la transformación de Repsol para ser compañía cero emisiones netas”.

Por su parte, el Presidente de Hecate Energy, David Tohir, ha señalado que, con esta operación, “Hecate Energy sigue posicionándose como una compañía líder en el desarrollo de proyectos renovables en Estados Unidos”. “Es un orgullo asociarse con un importante grupo energético global que está liderando la transición hacia un futuro multienergía”.

Repsol en Estados Unidos

Repsol lleva presente e invirtiendo en Estados Unidos más de dos décadas. El país es una región clave para la compañía, que cuenta con activos de Upstream en Pennsylvania, Texas, Golfo de México y Alaska. Además, Repsol está presente en el negocio de marketing y trading de gas natural, crudo y productos. También vende desde hace más de 10 años lubricantes, para motos y el sector industrial. A través de estas actividades da empleo local a más de 500 personas.

Fuente: World Energy Trade / 13 de mayo de 2021

Seguir leyendo
Publicidad
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Energía Solar

Bureau Veritas clasifica al primer barco eléctrico híbrido de Singapur

Publicado

en

Penguin Tenaga barco híbrido

Bureau Veritas (BV), líder mundial en pruebas, inspección y certificación (TIC), ha certificado y clasificado el primer barco de propulsión híbrida de Singapur. 

Construido, propiedad y operado por Penguin Shipyard International, con sede en Singapur, una filial de Penguin International Limited («Penguin»), el Penguin Tenaga es un barco piloto de aluminio de 15 metros y 12 pasajeros, capaz de funcionar completamente en modo eléctrico a 5 nudos durante más de 30 minutos, y en modo diésel convencional puede alcanzar una velocidad máxima de 24 nudos.

El diseño de la embarcación se basa en el mismo concepto de dos de las embarcaciones monocasco de Penguin que actualmente operan para Shell Eastern Petroleum en Singapur.

El Penguin Tenaga está clasificado en Bureau Veritas con la notación de Híbrido Eléctrico y de Cero Emisiones («ZE»). Esta notación ofrece ventajas operativas y medioambientales. Además, ayuda a garantizar que los sistemas funcionen de forma segura y eficiente, así como a reducir el consumo de combustible, las emisiones atmosféricas locales y el ruido cuando se encuentran cerca de áreas con población. 

Bureau Veritas ayudó a Penguin proporcionando orientación sobre sus normas y asesoramiento a Sea Forrest Power Solutions Pte Ltd (una filial de BH Global Corporation Limited) para la certificación de los equipos a bordo, así como los sistemas de propulsión eléctrica híbridos instalados en el buque.

Además, los paneles solares instalados en el techo del buque híbrido Penguin Tenaga proporcionan energía eléctrica que se utiliza para recargar los dispositivos móviles a bordo y complementar el resto de carga eléctrica del buque necesaria para vivir.

Singapur, uno de los puertos más grandes y concurridos del mundo, se ha comprometido a reducir las emisiones de efecto invernadero en un 36% para 2030, en comparación con los niveles de 2005.

Este proyecto de construcción naval es un paso importante para que Singapur tenga un futuro ambiental más sostenible y cumpla con sus propios objetivos ecológicos.

En un intento de reducir las emisiones, Singapur está tomando la delantera en el desarrollo de la tecnología de propulsión híbrida-eléctrica para los buques offshore. En la actualidad, las aplicaciones de los buques puramente eléctricos en Singapur son limitadas debido a la falta de infraestructura de carga. 

Sin embargo, esto podría cambiar en los próximos años a medida que el país electrifique su ecosistema marítimo para cumplir los objetivos de sostenibilidad de la OMI, así como sus propios objetivos. 

La sociedad de clasificación Bureau Veritas también ha creado unas directrices y normas exhaustivas para ayudar a los armadores y constructores a avanzar hacia la sostenibilidad de los buques.

http://www.penguin.com.sg/

Eslora15 m
Manga5 m
Número de pasajeros 12
Velocidad5 nudos modo eléctrico24 nudos modo diésel
Especificaciones Penguin Tenaga

Fuente: Revista del Sector Marítimo / 27 de abril de 2021

Seguir leyendo

Energía Eólica

La carrera mundial por el “hidrógeno verde»

Publicado

en

Hidrógeno Verde

Marzo 30, 2021

/AFP

Estados y grupos industriales de los cuatro puntos cardinales rivalizan en anuncios de proyectos e inversiones en la carrera por el hidrógeno verde, aunque todos tienen los ojos puestos en China.

Visto como el eslabón que falta para lograr la transición ecológica, este gas, que se sigue produciendo con combustibles fósiles, contribuiría a reducir las emisiones de la industria y los transportes pesados y ofrecería un medio para el almacenamiento de la energía renovable. A condición de que sea «ecológico».

Aunque todavía es cara, esta perspectiva hace soñar en particular a Europa, que perdió el tren de los componentes solares y de las baterías, prácticamente monopolizado por China.

El objetivo es controlar toda la cadena o al menos una parte. El hidrógeno «verde», obtenido por electrólisis del agua con electricidad renovable, necesita desarrollar tanto la demanda como las aplicaciones o las infraestructuras de transporte.

Ya se han anunciado varios planes nacionales para relanzarlo, aunando cooperación y estrategias a veces diferentes, del hidrógeno 100% verde con el nuclear o incluso el gas.

Estados Unidos tiene una nueva hoja de ruta. Alemania espera invertir para 2030 unos 9.000 millones de euros (10.600 millones de dólares), Francia y Portugal 7.000 millones de euros cada uno (8.250 millones de dólares) Reino Unido 12.000 millones de libras (16.500 millones de dólares) y Japón y China, respectivamente, 3.000 y 16.000 millones de dólares para ecologizar su producción, según gabinete Accenture.

En total, «76 gigavatios de capacidad de producción están en proyecto, de ellos 40 anunciados el año pasado» y Australia concentra «la mitad de los principales proyectos (del tamaño de megavatios)», según Gero Farruggio, del gabinete Rystad Energy.

¿Dominio asiático?  

Asia del norte se ha posicionado: Japón, que tiene grandes necesidades y está trabajando en el diseño de barcos para el transporte de hidrógeno, Corea del Sur y sobre todo China.

«Dadas sus necesidades, (China) va con todo, incluso el hidrógeno, sobre todo para la movilidad», dice Nicolas Mazzucchi, de la Fundación para la Investigación Estratégica.

China desarrolla un modo de producción adosado a reactores nucleares, aunque su producción actual procede del carbón. Atrae a los actores de todo el mundo: fabricantes de pilas de combustible para vehículos (el canadiense Ballard, el francés Symbio), estaciones de recarga (Air Liquide).

En cuanto a Europa, «tres países destacan», dice Charlotte de Lorgeril, del gabinete Sia Partners, que cita a Alemania, «adelantada sobre los transportes», Francia, «más avanzada en la producción» y Holanda, que cuenta con importantes infraestructuras gasistas.

La Unión Europea (UE) pretende que para 2050 su paleta energética esté constituida con el 12-14% de hidrógeno (frente al 2% de hoy) y fomenta la cooperación.

Lo que no impide que Alemania se pueda convertir en el «primer proveedor» mundial, espera su ministro de Economía Peter Altmaier.

Del lado de los industriales, los productores tratan de imponerse a golpe de compras, en particular de start-ups o consorcios. Como Total y Engie, aliados para desarrollar la mayor planta en Francia de producción de hidrógeno verde.

Nuevas rutas de energía

Si esta euforia se concreta, el hidrógeno podría contribuir a subvertir el mapa mundial de la energía. Ya se están creando acuerdos e interdependencias.

Alemania se ha acercado a Marruecos para desarrollar la producción de hidrógeno procedente de la energía solar. Los proyectos Green Spider y Green Flamingo prevén autopistas marítimas del hidrógeno y gasoductos para unir España y Portugal con el norte de Europa.

«También la creación de nuevas cadenas logísticas, lo que permitiría importar del desierto chileno o del Sáhara, donde hay mucho sol», según Charlotte de Lorgeril. /AFP – EL NUEVO SIGLO

5 claves de un combustible «milagroso»

  1. El uso del hidrógeno no es nuevo. Desde el desarrollo de la electrólisis del agua en 1800 forma parte de muchos procesos industriales: refinado de petróleo, fertilizantes. En la actualidad esta molécula omnipresente en la Tierra, dotada de una gran intensidad energética y no contaminante, parece el combustible capaz, por ejemplo, de ecologizar la industria pesada.
  2. El problema: un costo adicional de hasta el 80%. Se puede aplicar asimismo a los productos químicos, aluminio, vidrio, puesto que requieren altas temperaturas.
  3. Como ya hizo el sector espacial hace tiempo, el transporte voluminoso puede hallar la solución en el hidrógeno. Algunos lo ven como el futuro de la aviación. Ya hay barcos y autobuses equipados con él y pronto habrá trenes en Alemania o Italia.
  4. Además, es un medio de almacenamiento y entra en juego para el desarrollo de la energía solar y eólica que, de forma intermitente, deberán poder almacenar su excedente. El proceso «Power to gas» convierte la electricidad en hidrógeno, que luego se inyecta en las redes de gas.
  5. Otro problema es que el hidrógeno no es una energía primaria: proviene de un proceso de transformación que consume energía todavía basado en el carbón y el gas. Según la Agencia Internacional de Energía, por este motivo la producción mundial de hidrógeno emitió 830 millones de toneladas de CO2 en 2017, lo que equivale a las emisiones combinadas de Indonesia y el Reino Unido.

Tres clases

Para fabricar energía a base de hidrógeno, y que la técnica sea más ecológica, existen varias opciones:

  1. Hidrógeno «verde», obtenido con electricidad renovable por electrólisis (la corriente pasa por el agua, separa el hidrógeno y el oxígeno). En 2019, costaba tres veces el precio del extraído del gas.
  2. Hidrógeno «azul», extraído del gas natural y captando el CO2 emitido. Una coalición de industriales como ExxonMobil y ENI aboga por esta opción, polémica porque el proceso de captura y secuestro sigue siendo incierto y costoso.
  3. Hidrógeno «bajo en carbono» producido por electrólisis a partir de electricidad nuclear, como en China. En Francia, el sector del hidrógeno aboga por un paso «transitorio más o menos largo» a través del átomo.

Nuestro país (Colombia), que se ha convertido en líder de generación de energías limpias y poco a poco ha ido avanzando en el peso de estas (eólica o fotovoltaica) en la matriz energética general, también entró ya en la era del “hidrógeno verde”.

De hecho, en noviembre pasado el presidente Iván Duque anunció que el Gobierno pondría en marcha una política para el desarrollo del hidrógeno verde e, incluso, recalcó que esperaba dejar en marcha por lo menos tres proyectos de energía limpia con ese gas combustible.

Tras destacar el salto que ha dado el país en materia de energías renovables no convencionales, señaló que hay un vínculo entre estas y las nuevas formas de energía.

“Vamos a poner en marcha -ya le di esa instrucción clara al ministro (de Minas) Diego Mesa– y vamos a trabajar de la mano con Chile, en hermandad en este propósito; vamos a desarrollar en lo que nos queda de este año y el primer trimestre de 2021 la hoja de ruta para el desarrollo de hidrógeno verde en Colombia”, precisó el Mandatario.

Ya desde el 2020 el Ministerio de Minas y Energía está analizando el uso de combustibles como el hidrógeno. Se instruyó a la Unidad de Planificación Minero Energética y al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación para desarrollar un estudio que identifique las prospectivas de producción y el uso de este energético en el país.

Dicho estudio permitirá identificar los potenciales de producción de hidrógeno azul (a partir de carbón como un proceso de transición hacia la producción de hidrógeno verde) e hidrógeno verde a partir de fuentes de energía renovables.

Fuente: elnuevosiglo.com.co

Imagen: goodnewenergy.enagas.es

Seguir leyendo

Energía Solar

Uno de los mayores parques solares flotantes está en Singapur

Publicado

en

Parque Eólico Singapur

Singapur cuenta ya con uno de los mayores parques solares flotantes del mundo, capaz de contrarrestar potencialmente más de 4.000 toneladas de dióxido de carbono al año. Se espera que produzca unos 6 millones de kWh de energía al año.

Esto equivale aproximadamente a las emisiones de gases de efecto invernadero de más de 900 vehículos de pasajeros al año.

El proveedor de energía sostenible Sunseap Group dijo el martes (23 de marzo) que tardó cerca de un año en instalar la granja solar en el agua del mar en el estrecho de Johor, frente a Woodlands, dadas las restricciones impuestas como consecuencia del confinamiento producido por Covid-19.

Se trata de un total de 13.312 paneles, 40 inversores y más de 30.000 flotadores, repartidos en un área del tamaño equivalente a siete campos de fútbol.

Se espera que la instalación del sistema de 5MW de potencia produzca unos 6 millones de kW-hora de energía al año. Se calcula que puede neutralizar unas 4.258 toneladas de dióxido de carbono, acercando al país a la descarbonización.

En Singapur, donde la tierra es escasa, el éxito de este sistema flotante basado en el mar podría abrir el camino a más proyectos de este tipo para aprovechar la energía del sol aquí y en la región.

El parque solar está equipado con paneles eléctricos, sistemas de control y un transformador de 22 kV.

También es un punto de aterrizaje para el cable submarino que transmite la energía generada a la red nacional. El sistema flotante está diseñado para soportar condiciones meteorológicas cambiantes, manteniendo la plataforma y todo el equipo operativo a bordo de forma estable.

También hay una segunda cubierta climatizada que sirve como centro de visitantes y galería de observación.

Frank Phuan, cofundador y director general del Grupo Sunseap, declaró: «Es un hito importante para el Sunseap Group: ya que creemos que los espacios exteriores, como el mar, los embalses, los lagos… ofrecen interesantes oportunidades para que las ciudades con escasez de suelo y densidad de población aprovechen la energía solar. Son lugares que no están protegidos del sol y con bajo riesgo de vandalismo o robo».

El proyecto era más difícil que otras instalaciones en tierra o en tejados debido a la naturaleza impredecible del mar abierto, la necesidad de evitar las rutas marítimas y la presencia sobre todo de percebes, dijo Sunseap.

También se necesitaron conocimientos marinos para la instalación de los amarres y el diseño del sistema.

El director ejecutivo del Energy Research Institute de la Universidad Tecnológica de Nanyang, Subodh Mhaisalkar, señaló los retos que plantea este proyecto.

Dijo: «Hay que lidiar con las olas, las corrientes de marea, así como con el biofouling (la acumulación de microorganismos no deseados, como plantas y algas, en las superficies, lo que provoca su degradación) que crece rápidamente en las aguas tropicales».

Además de las consideraciones sobre el anclaje mecánico, también hay que diseñar los sistemas eléctricos para transmitir la energía a la costa, añadió el profesor Subodh.

«Se trata de una instalación cercana a la costa, pero esta experiencia de construir este tipo de granjas solares de agua de mar a escala sería muy valiosa para aventurarse en instalaciones que se encuentran en zonas oceánicas remotas que no tendrían usos competitivos para la navegación o el ocio».

«Para que Singapur cumpla nuestras ambiciones de despliegue de energías renovables, y para los esfuerzos mundiales por alcanzar la neutralidad del CO2 en las próximas décadas, este tipo de soluciones que amplían la oportunidad de aumentar nuestra producción solar tendrían una gran demanda internacional», dijo el profesor Subodh.

El cierre del año pasado por parte del Covid-19 supuso un reto adicional, ya que los trabajadores extranjeros contratados por la empresa contratista de Sunseap no pudieron salir de sus dormitorios.

«Estoy muy agradecido a muchos miembros de nuestro equipo que se liaron durante este periodo para suplir las carencias. Su profesionalidad y espíritu de cuerpo fueron clave para que el proyecto se llevara a cabo con éxito a pesar de las numerosas dificultades», dijo Phuan.

Una parte fundamental de la protección del planeta contra el calentamiento global consiste en cambiar el uso de combustibles fósiles por energías renovables.

Singapur se ha comprometido a reducir para 2030 la intensidad de las emisiones de CO2 en un 36% respecto a los niveles de 2005, y los altos niveles de exposición solar del país hacen que la energía solar sea una opción viable.

Noticia tomada de: The Straits Times / Traducción libre del inglés por World Energy Trade

Seguir leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencia