Conecta con nosotros

Acuático

OIT: Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo

Publicado

en

Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo
(foto: UNCTAD)

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) aboga por el establecimiento de sistemas de seguridad y salud en el trabajo resilientes para hacer frente a futuras situaciones de emergencia.

Según la OIT, es necesario mejorar las políticas de seguridad y salud en el trabajo a escala nacional, así como los correspondientes marcos institucionales y normativos, y facilitar su integración en las medidas de respuesta frente a las crisis.

Según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicado en el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, es necesario que los países pongan en marcha sistemas de seguridad y salud en el trabajo (SST) sólidos y resistentes, a fin de mitigar los riesgos que corren todas las personas en el mundo del trabajo frente a futuras emergencias sanitarias.

A tal efecto, será necesario invertir en infraestructuras de SST e integrarlas en planes generales de preparación y respuesta frente a crisis a escala nacional, con objeto de velar por la seguridad y la salud de los trabajadores y facilitar la continuidad de la actividad empresarial.

En el informe Anticiparse a las crisis, prepararse y responder – Invertir hoy en sistemas resilientes de SST  se examinan la prevención y la gestión de riesgos relacionados con la pandemia, y se abordan otros riesgos de salud y seguridad asociados a la modificación de las pautas de trabajo como consecuencia de la adopción de medidas de control del virus.

También se esboza la función primordial desempeñada durante la pandemia por los marcos normativos y las instituciones de seguridad y salud en el trabajo, así como por los correspondientes mecanismos de conformidad, servicios sanitarios y de asesoramiento, provisión de información, y actividades de investigación y formación.

«No cabe una demostración más clara de la importancia que reviste contar con un entorno de seguridad y salud en el trabajo sólido y resiliente. La labor de recuperación y prevención requiere la mejora de las políticas y los marcos institucionales y normativos a escala nacional, así como su adecuada integración en los marcos de respuesta frente a la crisis», señaló Guy Ryder, Director General de la OIT.

Desde que surgió la pandemia de COVID-19 , los trabajadores de sectores específicos, en particular los de atención en caso de emergencias, la sanidad y la asistencia social, se han encontrado en una situación particularmente vulnerable frente al riesgo de infección. Según datos del informe, 7.000 trabajadores sanitarios han fallecido desde que surgió la crisis, y 136 millones de trabajadores de los servicios sanitario y de asistencia social corren el riesgo de contraer el COVID-19 en el trabajo.

Las presiones y los riesgos que ha afrontado el personal sanitario durante la pandemia también han afectado adversamente a su salud mental; uno de cada cinco trabajadores sanitarios de todo el mundo ha señalado que posee síntomas de depresión y ansiedad.

Se han producido brotes de COVID-19 en muchos otros sectores, no solo en el sanitario y el asistencial, especialmente en entornos en los que los trabajadores se encuentran en entornos cerrados o a poca distancia entre sí durante un cierto período de tiempo, así como en situaciones en las que se comparte alojamiento o medios de transporte.

Al analizar los problemas sanitarios relacionados con el enorme aumento del teletrabajo a lo largo de la pandemia, en el informe se señala que, si bien el teletrabajo ha sido primordial para limitar la propagación del virus, así como para mantener el empleo y la continuidad de la actividad empresarial y ofrecer a los trabajadores mayor flexibilidad, ha dificultado asimismo la delimitación entre horario laboral y vida personal. El 65% de las empresas encuestadas por la OIT y la Red de SST del G20 manifestaron que los trabajadores tuvieron dificultades para mantener el ánimo durante el teletrabajo.

Según se desprende de los resultados del informe, las pequeñas empresas y las microempresas han tenido dificultades con frecuencia para cumplir los requisitos oficiales en materia de SST, habida cuenta de que muchas de ellas carecen de los recursos necesarios para hacer frente a los retos planteados por la pandemia.

Gran parte de los 1.600 millones de trabajadores que desarrollan su labor en la economía informal, en particular en los países en desarrollo, han seguido trabajando pese al confinamiento y las restricciones de desplazamiento e interacción social, entre otras medidas aplicadas. Debido a ello, han corrido un elevado riesgo de contraer el virus, y la mayoría de ellos carece de protección social fundamental, por ejemplo, derecho a baja o a remuneración por enfermedad.

Como se destaca en el informe, las normas internacionales del trabajo proporcionan directrices específicas sobre la forma de afrontar esos retos, y en consecuencia, de mitigar el riesgo de propagación del virus en el trabajo. Dichas normas ofrecen asimismo herramientas para implantar mecanismos de SST adecuados y velar por que los trabajadores, los empleadores y los gobiernos puedan fomentar el trabajo decente, al tiempo que se adaptan a los efectos de la pandemia en el plano socioeconómico.

Por otro lado, las normas internacionales del trabajo promueven el diálogo social como método idóneo para garantizar que los procedimientos y los protocolos se apliquen y acepten de forma eficaz.

Por: ilo.org / 28 de abril

Acuático

Récord de USD 16,2 millones en el EBIT para navieros más grandes el 2021-Q1

Publicado

en

EBIT per TEU
Para ilustrar esta mejora en la rentabilidad, la figura 1 muestra el EBIT / TEU de cada uno de los 7 operadores que informan tanto sobre su EBIT como sobre sus volúmenes globales. Básicamente, la figura muestra cuánto dinero ha estado ganando (o perdiendo) cada línea naviera por cada TEU de contenedor enviado.

En medio de la pandemia y su impacto en la industria, las 11 compañías navieras más grandes obtuvieron niveles sin precedentes de ganancias operativas en 2020-2H, por una suma de una ganancia operativa combinada de USD 13,3 mil millones. En el número 518 del Sunday Spotlight, analizamos si los sólidos resultados de las grandes líneas navieras continuaron en el primer trimestre de 2021.

Si bien el primer trimestre se considera tradicionalmente una temporada baja para el transporte de contenedores, los ingresos se han disparado a niveles sin precedentes. De los 11 operadores que informan sobre estas cifras, solo tres operadores registraron un aumento interanual en los ingresos en el primer trimestre de 2021 de menos del 50,0%, con tres operadores que duplicaron con creces sus ingresos en el año. En términos de rentabilidad de las operaciones, por primera vez en 10 años, todos los principales operadores registraron un EBIT positivo en el primer trimestre, con 7 operadores registrando un EBIT de más de USD 1000 millones y 3 operadores registrando un EBIT de más de USD 2000 millones, que es completamente sin precedentes. Para ponerlo en perspectiva, en 2010-2020, solo dos veces alguna compañía registró un EBIT positivo de más de USD 500M. El EBIT combinado en el primer trimestre de 2021 de todos los operadores informantes fue la asombrosa cifra de 16.19 mil millones de dólares. Para los 11 operadores,

Un vistazo rápido a la figura 1 y podemos ver cuán extraordinariamente altas han sido las ganancias operativas de los operadores en 2021-Q1. HMM registró el EBIT / TEU más alto de 971 USD / TEU, lo que significa que HMM tuvo una ganancia operativa de casi USD 1,000 por cada TEU enviado. Esto es notable para un operador que ha tenido considerables problemas de rentabilidad en el pasado. ZIM registró el segundo EBIT / TEU más alto de 836 USD / TEU en 2021-Q1. Dos operadores, COSCO y ONE, registraron un EBIT / TEU de 600-700 USD / TEU, siendo Hapag-Lloyd el único operador con un EBIT / TEU en el rango de 500-600 USD / TEU. Los dos últimos operadores, CMA CGM y Maersk, tenían un EBIT / TEU de menos de 500 USD / TEU a 452 USD / TEU y 419 USD / TEU, respectivamente.

Fuente: Alan Murphy

Fuente: Sea Intelligence / 15 de junio de 2021

Seguir leyendo

Marítimo

CMA CGM mejorará su servicio BSMAR

Publicado

en

CMA CGM Servicio BSMAR mejorado

CMA CGM se complace en anunciar la configuración mejorada de su servicio BSMAR, que conecta el Mar Negro y Turquía con Marruecos, a partir de junio de 2021. Se mejorarán los tiempos de tránsito y de entrega, con una duración de rotación del servicio reducida de 35 a 28 días.

Las características de este servicio serán las siguientes:

  • Flota: 4 buques x 3,500 / 4,300 TEU de capacidad nominal.
  • Rotación: Odessa – Constanta – Ambarli – Aliaga – Piraeus – Malta – Valencia – Casablanca – Algeciras – Malta – Piraeus – Gebze – Odessa.
  • Duración de la rotación: reducción de 35 a 28 días en parte debido a la reconfiguración de las ventanas de atraque de la terminal y la llamada única en Algeciras.
  • Frecuencia: semanal.
  • Referencias de tiempo de tránsito marítimo a Casablanca: 14 días desde Odessa, 12 días desde Constanta, 9 días desde Aliaga, 4 días desde Malta, 1,5 días desde Valencia.
  • Referencias de tiempo de tránsito marítimo desde Casablanca: 4,5 días a Malta, 7 días a El Pireo, 9 días a Gebze, 11 días a Odessa, 13 días a Constanta.

Fuente: CMA CGM / 17 de junio de 2021

Seguir leyendo

Acuático

Prórroga de un año para el proyecto GloLitter de la OMI y la FAO

Publicado

en

GloLitter Proyecto

El proyecto GloLitter Partnerships de la OMI, cuyo objetivo es ayudar a los sectores del transporte marítimo y la pesca de los países en desarrollo a avanzar hacia un futuro con bajo contenido de plásticos, ha recibido una prórroga de un año por parte del organismo de financiación inicial, la Agencia Noruega de Cooperación para el Desarrollo (NORAD). El proyecto, dotado con U$4,6 millones de dólares, se puso en marcha inicialmente en diciembre de 2019 con un plazo hasta 2023, pero sufrió retrasos en su ejecución debido a la pandemia de COVID-19. Por ello, la NORAD ha aprobado una prórroga hasta junio de 2024.

«Un futuro con menos plásticos es vital para mantener un ecosistema marino saludable. Esta prórroga demuestra la fe que la NORAD tiene en nuestra capacidad para alcanzar los objetivos del Proyecto de Asociaciones GloLitter. Nuestra ambición es que este proyecto sirva de ejemplo de buenas prácticas e inspire a otros países a tomar medidas contra los desechos plásticos marinos», dijo José Matheickal, Jefe del Departamento de Asociaciones y Proyectos de la OMI.

El proyecto «GloLitter Partnerships«, ejecutado conjuntamente por la Organización Marítima Internacional (OMI) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), ayuda a los países en desarrollo a aplicar las mejores prácticas de prevención, reducción y control de los desechos plásticos marinos. Con GloLitter se ampliará la capacidad de gestión de los gobiernos y de los puertos a nivel nacional y se propulsarán reformas jurídicas, normativas e institucionales. El equipo de GloLitter elaborará documentos de orientación, material de formación y conjuntos de herramientas para ayudar a aplicar la normativa vigente, incluido el Anexo V del Convenio MARPOL de la OMI. 

Además de considerar la disponibilidad y adecuación de las instalaciones portuarias de recepción, el proyecto GloLitter Partnerships pretende aumentar la concienciación sobre el problema de los plásticos marinos y fomentar el marcado de los aparejos de pesca para que puedan ser rastreadas hasta su propietario en caso de ser desechadas. 

A fecha de abril de 2021, 30 países de cinco regiones se habían unido al proyecto.

Fuente: OMI / 17 de junio de 2021

Seguir leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencia